SIETE MIL SEISCIENTOS OCHENTA Y TRES

1.
Busco en el Google: “Argentina 1978”. En 5 segundos aparecen 2.220.000 páginas relacionadas con el mundial de fútbol disputado ese año en nuestro país.

2.
Muy pocas refieren a la última dictadura militar argentina.

3.
La mirada del mundo estaba puesta en nuestro país. La competencia deportiva era una excusa que sirvió para trivializar la represión ilegal planeada, organizada y dirigida por los más altos niveles de decisión política y militar, ante la mirada atenta de los organismos internacionales de derechos humanos y de los fanáticos del juego.

4.
No es la primera vez que las dictaduras usufructúan las pasiones de masas para beneficio de sus regímenes.

5.
Familias enteras se vieron afectadas por modalidades de represión que incluyeron el secuestro y la detención en centros clandestinos como principales modos de operar.

6.
7.683:
Argentina jugó 7 partidos.
Kempes marcó 6 goles.
La sumatoria de todos los puntos de cada equipo que ganó o empató es 76.
En el 76 comenzó la dictadura.

En el 83 la Democracia.
La suma de los cuatro números da 24 (de marzo del 76).
Se jugaron 38 partidos (83 invertido).

7.
Muchas imágenes inmortalizan el campeonato obtenido en un contexto que llevó a una sociedad hipnotizada por el fútbol a convivir con el horror.


8.
Sigo buscando en Google.



Pablo Silvestri
Rosario, octubre 2007
Para “7.683”, Centro de Expresiones Contemporáneas